Bufandas y pañuelos: cómo llevarlos

Llevar bufandas y pañuelos es una buena idea para completar nuestros looks y para protegernos un poco del aire. Hay muchas formas de llevarlos y se consiguen estilos muy diferentes según cómo los combinamos con el resto de prendas. Desde bufandas enormes hasta pañuelos muy finos, llevar estos accesorios de cuello es una forma muy común de completar un outfit. ¿Pero sabemos cómo llevarlos? Muchas lo llevamos siempre igual, por falta de práctica o por desconocimiento. Y parece mentira como puede cambiar tu imagen según cómo los lleves. Hoy vemos diferentes formas de llevar bufandas y pañuelos, a ver si os inspiráis y podéis ir variando!

Cómo llevar bufandas y pañuelos

Muchas veces una imagen vale más que mil palabras, y más cuando se trata de moda. Ya os podemos ir contando cómo llevar bufandas y pañuelos, que sin imágenes la cosa es muy difícil de imaginar. Así que primero observad las diferentes formas en qué esta chica lleva el pañuelo, ¡y ahora comentamos!

Bufandas y pañuelos

Con una sola vuelta y las puntas colgando delante, muy enrollado en el cuello y terminando con un nudo, atado detrás en la nuca para que no se vean las puntas, con un pico delante…. Ya veis la cantidad de formas distintas de llevar un pañuelo! Cuando te vayas a poner el tuyo, haz pruebas para ver qué forma te queda mejor, con cuál te sientes más cómoda. Según el tamaño del pañuelo, el estampado y el resto de prendas que lleves, verás como te sientes mejor con una u otra forma de atarlo. ¿Llevas un gran escote y quieres taparlo? ¿Tu camisa tiene escote en la espalda y quieres protegerte del frío? ¡Observa bien el resto de prendas y tendrás la respuesta evidente!

Bufandas para abrigar

Si hace mucho frío, mejor una bufanda que un pañuelo. Y mucho mejor una bufanda gruesa, ¡muy gruesa! Está muy de moda llevar vueltas y vueltas de bufanda al cuello, creando un volumen súper llamativo entre la cabeza y el cuerpo.

Bufandas y pañuelos

Evidentemente llevar este tipo de bufandas sólo lo podemos hacer en la calle, y son prendas que una vez entramos al trabajo, en casa o dónde sea, se van a quedar colgadas con la chaqueta. Si eres friolera van muy bien si estás fuera, pero ten en cuenta que luego te quedará el cuello al aire (¡y no es plan de pasar toda una cena con una súper bufanda amarrada a tu cuello!). Así que ponte debajo algún jersey poco escotado si no quieres que el cambio sea drástico.

Bufandas y pañuelos

Esto mismo te pasará con los cuellos, otro complemento para el frío además de las bufandas y pañuelos. Esta es otra forma de llevar este tipo de accesorios, cubriendo la cabeza como si de una capucha se tratase. Cuando sopa el viento agradecerás tener uno, porque de verdad que calientan un montón. Además están súper de moda, ¡así que ya sabes!

Bufandas y pañuelos

Pañuelos, mucho más versátiles

Los pañuelos tal vez no calientan tanto como las bufandas, pero son mucho más versátiles, porqué permiten formas de llevarlos muy diferentes. Además, es una prenda que puedes seguir llevando en interiores, a diferencia de las bufandas, que son solo un complemento de exterior. Aprovecha para elegir colores vivos y dale luz y color a tu look combinando pañuelos diferentes cada día. Los hay muy caros y muy baratos, así que nadie tiene excusa para no tener más de uno en el armario.

Bufandas y pañuelos Bufandas y pañuelos

  

Si te gusta comparte!Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>