Cómo combinar los colgantes según nuestro estilo

La personalidad de una mujer se transmite de diversas maneras. Una de gran importancia es su manera de vestirse. Así, dependiendo de las prendas que utilice y de cómo las combine, podemos saber si una persona está interesada en las últimas tendencias o prefiere las prendas comodín, si prefiere los atuendos coloridos o los tonos sobrios. Pero no solo la ropa transmite una imagen, pues ciertos accesorios, como los colgantes de mujer, transmiten la personalidad de quien los luce.

Por ello, si estás pensando en adquirir un colgante y no sabes cuál escoger, te recomendamos que tengas en cuenta qué te gusta y cómo eres por dentro. De ese modo encontrarás el equilibrio perfecto entre tu imagen exterior y tu personalidad interior.

Cómo elegir el colgante perfecto para cada estilo

A pesar de que en ciertos momentos puedan ponerse de moda unos estilos de colgantes, cada persona es única y se diferencia de las demás por su estilo propio. Por ello, no te dejes llevar por modas perecederas, ya que tu estilo es fundamental para elegir el colgante que mejor te representa.

¿Corto o largo?

En lo que a estilo se refiere, los colgantes cortos y largos son tradicionales enemigos. Cada año las marcas de joyería apuestan por unos o por otros, dependiendo del estilo que impere esa temporada. No obstante, en los últimos años hemos visto cómo algunas marcas abogaban por su combinación.

En tu caso concreto, depende de lo que más te guste. Los colgantes cortos o gargantillas son perfectos para estilizar el cuello, así como para eventos más importantes y elegantes (bodas, bautizos…). Por su parte, los colgantes largos tienen una mayor versatilidad, ya que existen collares largos de diferentes tipos y estilos. Además, estos últimos se pueden combinar con numerosas prendas, tanto de arreglar como sport.

Pero, si te gustan ambos estilos, ¿por qué no jugar con todos ellos a la vez? Prueba en el espejo de tu casa. Puede que el resultado te sorprenda.

¿Oro o plata?

Si los collares cortos y largos se hallan enfrentados en las revistas de moda, la lucha entre el oro y la plata no se encuentra muy lejos. A la hora de escoger un collar determinado, tarde o temprano tendremos que hacer frente a este dilema que, aunque parece sencillo, no lo es.

Nuestra recomendación es que pienses en qué tipo de joyas sueles llevar tú: ¿eres más de plata o de oro? Y tus otros complementos, ¿tienden más al dorado o al plateado? Piensa que, a la hora de adquirir un colgante especial que combine con tu personalidad, este debe reflejar tus gustos y, sobre todo, ser ponible. De nada sirve adquirir una joya en plata si en realidad apenas le vas a dar uso.

¿Collares sencillos o con pedrería?

Una vez que hemos decidido los aspectos más básicos de todo collar (altura y recubrimiento), ha llegado el momento de entrar de lleno en el estilo. Como hemos comentado, en los collares existen multitud de estilos. De entre ellos, los que contienen pedrería son los más demandados.

Los adornos de este tipo de collares (normalmente largos) son de colores alegres, en ocasiones formadas a base de piedras naturales. Por ello, su uso es habitual en mujeres a las que les gusta vestir con toques de color o, por el contrario, añadir bisutería colorida a outfits más sobrios.

Por su parte, las joyas sencillas, a base de oro y plata, son habitualmente utilizadas por quienes adoran los complementos básicos y atemporales. Estos collares, tanto largos como cortos, combinan con todas las prendas posibles, de modo que es usual entre quienes adquieren un collar para su uso constante.

¿Simbología especial o simple adorno?

Dependiendo de la personalidad que poseas, es posible que sientas preferencia por algunos motivos (ciertos símbolos, motivos vegetales, mundo artístico…). Si este es tu caso, una manera sencilla de escoger un colgante tiene que ver con aquellas aficiones o gustos personales que posees. Por ejemplo, antes hemos comentado que algunas personas se decantan por adquirir colgantes con piedras preciosas incrustadas. Ello se debe a que, según algunos expertos, cada piedra posee unas propiedades específicas, de modo que la elección de una u otra depende de diversos factores que la persona ha considerado antes de adquirir la pieza en cuestión.

Esta predilección puede extrapolarse a cualquier complemento que luzca una persona. Así, algunas personas eligen sus prendas de ropa y complementos en relación a sus gustos personales (música, arte, naturaleza…). En estos casos, los collares se convierten en una pieza de información única, por lo que adquieren un valor diferenciado del resto de la bisutería.

No obstante, también existen quienes compran ciertos collares dejándose llevar por el aspecto físico, su belleza o su posible combinación con ciertas prendas del armario. Por ejemplo, en Gioiellis puedes consultar la combinación de los collares con diferentes tipos de vestidos.

En cualquier caso, elige un colgante con el que te sientas cómoda y realmente tú. No olvides que las modas, al fin y al cabo, vienen y van.

Si te gusta comparte!Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>