Fotos de verano: ideas y consejos

Es habitual regresar de unas vacaciones maravillosas, sentar-se frente a la pantalla para descargar las fotos…y darse cuenta que prácticamente no hay ninguna imagen que transmita lo precioso que es el lugar dónde has estado ni la esencia de una escena especial que viviste con pasión. No te pasa sólo a ti. Las fotos de verano muchas veces no consiguen transmitir lo que has vivido. Y es que hacer buenas fotos no consiste solo en disparar, porque si fuera así nadie se dedicaría profesionalmente a la fotografía. Aunque ser un buen fotógrafo cuesta trabajo y tiempo, hoy os dejo con algunos consejos que he recopilado para conseguir unas buenas fotos de verano. Allá vamos.

Consejo nº1:  la cámara adecuada

Partimos de la base que no eres un profesional de la fotografía (si es así, este post no te interesa para nada, pues esto son consejos para principiantes). Vas de viaje y tu maleta tiene unas dimensiones limitadas, así que deberás tener en cuenta el espacio. Una cámara compacta standard tiene un tamaño adecuado. Es la mejor opción, porque además tiene los ajustes automáticos, e intentar ajustar manualmente la luz y el tiempo de exposición sin tener una base de conocimientos te hará perder mucho tiempo y no te aseguras un buen resultado. Llévate contigo una cámara que sea cómoda de transportar, que no ocupe mucho espacio y que puedas tener a mano para sacarla en cualquier momento. Las mejores fotos de verano suelen salir de forma espontánea y tener la cámara apunto te será muy útil.

Consejo nº2: fotografía el proceso

Tu viaje empieza cuando sales de casa, así que no guardes la cámara en la maleta para sacarla una vez hayas llegado a sitio. Cuando revises tus fotos de verano, te gustará poder recordar los momentos de tránsito. Así que lleva la cámara contigo para fotografiar el proceso: los billetes de avión, alguna imagen aérea desde la ventanilla y las primeras impresiones al llegar al aeropuerto de destino.

Consejo nº3: ¿Fotografiar monumentos?

Es muy habitual ver grupos y grupos de gente tomando la misma foto, desde el mismo ángulo, del mismo monumento. ¿Quieres tener las mismas fotos de verano que todo el mundo? ¿Te has parado a pensar que tenemos acceso a una inmensa cantidad de fotografías tomadas por profesionales de ese mismo monumento? Tu no conseguirás una foto mejor (si lo haces, será de pura casualidad), así que si tomas una foto a un monumento aprovecha para salir en ella. Recordar un monumento no está mal, pero recordar que estuviste allí y verlo fotografiado no tiene precio.

fotos de verano

Consejo nº4: consigue que tus fotos de verano sean únicas

Para conseguir unas fotos de verano únicas te recomiendo que seas original. Cuando quieras fotografiar algo que te llame la atención, toma más de una foto desde ángulos distintos. Te va a sorprender cómo puede cambiar una imagen según el punto de vista. Cambia la perspectiva y cambiarán los resultados. Súbete a un escalón para tomar una foto desde arriba, agáchate en pleno mercado y toma fotografías de los pies y los bajos de las paradas. Verás que divertido!

fotos de verano

Consejo nº5: plasma sensaciones

Se trata de tus fotos de verano, así que aunque dediques un día a descansar y tomar unos refrescos en una terraza, no olvides plasmar el momento. Fotografía a tus amigos hablando y riendo, o a tu pareja tomando una siesta debajo de una palmera. Te gustará recordar las anécdotas y las sensaciones una vez haya terminado tu viaje. Si tenéis una cena romántica y te has puesto tus mejores prendas para una noche especial, debe quedar plasmado en imágenes!

fotos de verano

Consejo nº6: fotografía el alma del lugar

Las escenas urbanas, la gente, la comida… todas estas fotos te ayudarán a recordar la esencia del lugar. Busca detalles curiosos, carteles, señales, personas haciendo acciones cotidianas. Debes ser siempre muy respetuoso, y si hace falta pedir permiso para hacer un retrato, intenta ganarte primero la simpatía y la confianza de la gente.

fotos de verano fotos de verano fotos de verano

Consejo nº7: fotos de verano si, pero sin excesos!

Cuando regreses a casa será el mejor momento para clasificar y escoger las mejores imágenes. Habrás tomado muchas (muchísimas), y tener un álbum de 500 fotos termina siendo aburrido. Haz una selección de las fotos de verano más representativas: unas pocas de paisajes, algunos auto-retratos, detalles y curiosidades, momentos divertidos… Es difícil elegir, pero si no lo haces te arrepentirás porqué tendrás tantas fotos que ni siguiera las podrás disfrutar.

Mi último consejo…

Si realmente te gusta el mundo de la fotografía y quieres aprovechar tus viajes para mejorar y profesionalizarte un poco más, también existen agencias y empresas dedicadas a los viajes fotográficos. Es una buena forma de viajar y aprender a tomar fotografías de calidad desde el respeto, captando los colores, las luces y las sensaciones con la ayuda de buenos profesionales. ¡Una opción para viajar y formarte a la vez!

fotos de verano

Si te gusta comparte!Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
¿Quieres estar a la última?

Pues no esperes más y suscríbete a Cómo Combinar.