Invitada especial: la hermana de la novia

Lo sé. El día que tu hermana te dijo casi en secreto que se iba a casar te pusiste como una loca de la emoción y la ilusión. Te imaginaste la boda perfecta, lo feliz y radiante que iba a estar tu hermana de novia, lo bonito que seria todo… Han pasado ya unos meses y la fecha cada vez se acerca más ¿¿¿y todavía no sabes qué ponerte??? Ser la hermana de la novia no es fácil, pero con 4 truquillos vas a ver como no te va a parecer tan difícil.

La hermana de la novia no debe ir de blanco

Esta es la primera regla, y la más importante. El color blanco es para la novia, y sea o no sea blanco su vestido, el protocolo no permite que ninguna invitada vista de ese color (y mucho menos la hermana de la novia). Hay alguna excepción, claro está. Hay bodas dónde se pide expresamente que todos los invitados vistan de blanco, y en estas ocasiones lo que se debe hacer es obedecer y seguir las instrucciones. Pero en general debemos tener claro que el blanco es para la protagonista.

Recuerda que ella es la protagonista

Cuando elijas el color del vestido, el maquillaje y el peinado, recuerda que tu hermana es la protagonista y que, aun siendo la hermana de la novia, debes intentar estar preciosa pero pasar desapercibida ¡No se trata de que seas invisible! Sencillamente debes evitar eclipsar-la. Busca un vestido sencillo pero elegante. Normalmente la madre y la hermana de la novia o del novio visten de largo, pues es una forma sutil de mostrar respeto. Nada de escotes exuberantes ni otros detalles demasiado exuberantes. Mira estos vestidos para invitadas y fíjate sobretodo en los más discretos y elegantes.

Busca un look completamente diferente al de ella

Ni peinado similar, ni maquillaje con los mismos tonos, ni vestido con la tela parecida ¡NADA! Siendo la hermana de la novia seguro que tienes información privilegiada sobre su look de novia, así que aprovéchala para no ir ni ligeramente parecida a ella.

Hermana de la novia

Cuenta con ella y pídele consejo

Pregúntale como le gustaría que sea tu vestido. Si os lleváis muy bien tal vez quiera que, aunque diferentes, llevéis estilos parecidos (como en el caso de la imagen, que el vestido de la novia y el de la hermana se complementan muy bien). Suele haber mucha complicidad entre hermanas, así que podéis disfrutar mucho del proceso de preparación de la boda juntas. Apóyala, ayúdala en todo lo que necesite y cuenta con su opinión a la hora de elegir tu look.

Hermana de la novia

Es un día súper importante para ella (para no decir que es el día más importante de su vida). Así que sentir que te tiene a su lado y que puede contar contigo será el mejor regalo que le puedas hacer. Tranquilízala y comparte todos los momentos que puedas previos a la boda. Te lo agradecerá.

Hermana de la novia

Cómo siempre, estos son consejos en general. Cada familia es un mundo, cada persona es diferente, y cada novia es especial. Así que, como hermana de la novia, sabrás valorar mejor que nadie cual debe ser tu papel en la ceremonia. Sé sincera y ten paciencia, porque aunque estés radiante ella siempre debe estarlo más que tu. Estoy segura que harás un papelón y conseguirás que se sienta feliz a más no poder.

Si te gusta comparte!Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>